paperblog

sábado, 28 de julio de 2012

Baladí

                                                          



Déjame, inadvertido asirme

de tu demora. ¡Agrégame!

Mi ánimo merma día a día,

y cercana se avizora

amorfa, su nimia facha.

¡Se que viene tras de mí!

Pugno un idóneo ardid:

Recatar una huída sonora,

asir su esmero armónico

que surja de una magna aria

que brote argado del Aleph

Me buscará en un punto,

que contiene todos los

puntos del universo...

Un aria que surja

                                       simultanea, demorará

  su búsqueda hasta que,

                                      sosegado, esté preparado

para enfrentarla

1 comentario:

  1. genial, enfrentar y buscar, dos opuestos integrados. Buenisimo

    ResponderEliminar